sábado, 28 de mayo de 2011

Cumpleaños de las Winx: Beva y Clara celebran su cumple

a unos meses de celebrar de nuevo el cumple de mi hija y de mi sobrina, 
edito la entrada por motivos de organización del blog
-marzo 2012-


     Mi hija cumplía 7 y mi sobrina 11, y como sus cumples se separan por sólo unas dos semanitas, mi hermana y yo decidimos que este año lo celebraran juntas... y las niñas encantadas!!!. El tema lo eligió mi hija, y aunque mi sobrina ya tuvo un cumple sobre las Winx no le importó repetir... y yo aproveché para añadir unas mariposas a las hadas :-)


Las invitaciones es lo primero que se ve de una fiesta... y es lo primero que os voy a enseñar... aunque fue lo último que diseñé y preparé.


     Las tenía más o menos pensadas, pero luego decidí no dar invitaciones (por motivos de trabajo yo no iba a poder repartilar, y no quería liar a nadie). Pero mi hija se empeñó, y unas amigas accedieron a repartirlas... así que me tocó hacerlas en dos días ¿no quedaron mal, verdad?.

     Y llegó el gran día. Despues de unos cuantos fines de semana lloviendo y de una semana de tiempo revuelto, el sábado amaneció con sol radiante, de esos que pican... y vaya si picó!! (que se lo digan al escote de mi hermana, jejejeje, todo rojito, pobre)

     Tomé por asalto un parque público de donde vivímos (cualquier día viene la poli y la liamos, jeje) y lo decoré todo en fresa y verde: mesas, girnaldas, mariposas... 


     Lo malo es que justo antes de salir de casa, dando un último retoque, se me fue el cuchillo que estaba gastando y me hice un corte en un dedo... no hicieron falta puntos (sí unos segundos de tumbarme en el sofá... es soy un poco aprensiva para estas cosas, jijiji) pero me tocó ponerme una gasita y esparadrapo, con lo que me quedé un poco tonta de esa mano, y todo me costó un poquito más... 

No olvideis que el cumple era de las Winx... aquí están:

     Dibujadas (con ayuda de un proyector), pintadas totalmente a mano, con ceras blandas. Despues pegadas en al cartón y cubiertas de purpurina... muy, muy, muy cubiertas!!!


     Pero lo mejor estaba por llegar... en fresa y verde, y con mariposas, y con muchos brillores (como dice mi hermana): unas camisetas 100% caseras


     Les compramos a las nenas unas camisetas verde pistacho y mi hermana hizo el resto: los nombres con lentejuelas, más lentejuelas para las mariposas y flores (en el bajo de la camiseta y sobre los nombres) e hilo plateado para los detalles. Para mi una verdadera obra de arte, porque la aguja y yo sólo somos amigas para coser botones.

     No hice ninguna foto de las mesas (soy lo peor, lo se). Teníamos dos mesas: le puse un mantel rosa fucsia y un camino de mesa verde pistacho. Los bocadillos los puse un un plato grande plateado, los vasos eran con flores y los servilleteros con mariposas ¡hasta las servilletas iban a juego!


     Y llegaron los invitados... por la noche, en casa ya, mi marido sacó la cuenta de la gente que pasó durante el día por el cumple: unos 70 entre niños y mayores!!!. Almorzaron algunos bocadillos (no muchos, la verdad, estaban más preocupados en ir a jugar), tortilla, papas...

     Pero la sorpresa llegó a la hora de la tarta: no había tarta. Todos los años me pasa algo con la tarta. Me gusta hacerla a mi, pero como lo dejo para última hora, siempre le ocurre algo: se me quema, no sube el pastel, se me cae (sí, una vez  me pasó al llevarla al coche)... así que este año pensé en que la tarta se la podía hacer ellos, y así de paso hacíamos taller de repostería y los tenía entretenidos.

Compré unas madalenas, nata en spray, sirope de chocolate y mermelada. Además: fideos de chocolate, estrellitas de azucar, fideos multicolores y anisetes... Lo dejé todo bien preparado, con sus platos, las servilletas y los cubiertos que iban a necesitar.


     Personalicé las etiquetas de los botes de fideos de choco y demás sprinkels. Éste es un ejemplo: (al final de la entrada hay un enlace para ver otras etiquetas. Ya que el cumple era de las Winx, los ingredientes no podías ser normalitos, no? 



 Yo creo que se lo pasaron genial...





     Después llegaron lo regalos (un montón, la verdad) y las chuches... El año pasado decidí no hacer más piñatas, así que montamos una mesa de dulces, de esta manera cada nene coje lo que le gusta y sin empujar.



¡no quedó ni una!

     Para terminar, las nenas les dieron a sus amiguitos un pequeño detalle para agradecerles que les acompañaran en un día tan especial:


     Una varita mágica: el palo es de caramelo, y la estrella de papel y cartulina lleva un diseño de las Winx o de los Especialistas (los chicos de las Winx).Va adornada con un lazo fresa o verde.

     Un bote de polvo de hadas: azucar tintado de rosa y de verde. Cada bote llevaba de los dos colores.


     La fiesta no se acabó cuando se fueron los nenes, no, porque en ese momento llegaron nuestros amigos y nos quedamos a comer (ole, ole y ole con la comidita que nos sacó mi hermana)... así que otro año más que llegué al parque a las 9 de la mañana (luego ya llegaron mis hijos y marido, y mi hermana y familia) y llegué a mi casa a las 8 de la tarde... uffff... pero mereció la pena!!!


enlace para ver más fotos de la decoración -clic-

No hay comentarios:

Publicar un comentario